Ahora 00:55 - 02:25Besos escondidos (Francia)

Cine de Croacia

 

 

 


Cine de Croacia
Una historia de independencia

Como parte de la antigua Yugoslavia, historia del cine de Croacia coincide con la del antiguo país, y su renacimiento después de la independencia en la década de 1990.

La historia del cine croata comenzó en octubre de 1896, cuando la primera proyección tuvo lugar en Zagreb. Sin embargo, no fue hasta 1906 que el país tuvo su primera sala de cine permanente, ubicada también en la capital. Para entonces, los entusiastas aficionados como Josip Karaman y Oktavijan Miletić dominaban el cine en el país.

Poco se documentó sobre los días del Imperio Austro-Húngaro, pero algunos relatos dan cuenta de Brcko u Zagrebu, lanzada en 1917 y dirigida por Arsen Maas, como el primer largometraje croata.

Era yugoslava

Utilizado en una forma similar a muchos otros países europeos, el cine era un instrumento de propaganda de vital importancia para el régimen yugoslavo y el breve Estado Independiente de Croacia. Durante estos época, algunos cineastas croatas ganaron éxito internacional, como fue el caso de Branko Marjanović, que en 1943 produjo el documental Straža na Drini, ganador de un León de Oro en el Festival de Cine de Venecia.

En el comienzo de una nueva década, el modernismo se desarrolló en el cine croata. La década de 1960 registró un crecimiento exponencial de las producciones animadas en el país, y tomó al mundo por sorpresa con su propia escuela de cine de animación, Zagrebačka filma crtanog škola (Escuela de Caricaturas de Zagreb).

De hecho, gracias a la animación, Croacia ganó su primer Premio Óscar con el corto Surogat, dirigido por un director nacido en Montenegro, Dušan Vukotic. Esta película fue la primera en romper el monopolio de Disney en los Oscar, cambiando para siempre el paisaje de la industria de la animación croata y mundial.

La crisis de los 90 y una nueva era

Después de su independencia, el cine croata fue debilitado debido a las múltiples guerras y conflictos étnicos en la antigua Yugoslavia. Son muy pocos los esfuerzos de cine alcanzaron los cinema,  y los que lo hicieron, fueron recibidos negativamente por el público en general.

Sin embargo, a mediados de la década de 1990 una nueva generación de cineastas apareció en escena. Agrupados como Young Croatian Film (YCF), comenzaron a producir historias innovadoras incluyendo comedias y dramas. Vinko Bresan y Zrinko Ogresta se convirtieron en algunas de las principales figuras de una nueva era del cine en Croacia, y lograron éxito local e internacional con películas como Mondo Bobo (1997), Isprani (1995), ganador del Premio de Italia, y Crvena prašina (Red Dust, 1999), ganador en el Festival de Cine de Haifa.

Comenzando el nuevo milenio en el año 2000, el cine croata floreció con directores como Ognjen Sviličić y Arsen A. Ostojić, quien recibió una nominación para el European Discovery EFA Award.

 

Cinéma roumain

¡Suscríbete al boletín de noticias de Eurochannel!

¡No te pierdas nuestra más reciente programación, concursos y eventos.!