Ahora 23:10 - 00:55Impostores (Estonia)

Cine de Suiza

Cine de Suiza

 

caméra_casimir_sivan

 

 La cámara de Casimir Sivan

En suiza sea un país caracterizado por su neutralidad en los dos elementos más importantes que cambiaron la historia europea en el siglo xx, las dos guerras mundiales. Esta cualidad ha hecho que el cine suizo haya encontrado sus propias estéticas y un camino en medio del poder cinematográfico de países vecinos como Italia o Alemania, en donde las películas han sido importantes para cambiar y mover masas y sociedad.

El cine, un entretenimiento

¿Pero dónde comenzó todo? No mucho después de la invención del Cinématographe de los hermanos Lumiere en Francia, las primeras proyecciones en Suiza fueron realizadas por Maurice Andreossi en Geneva en 1986. Ese mismo año, Casimir Sivan también construyó una cámara y un proyector de 38mm que usaba para entretener a sus amigos.

 

El inicio

En aquellos años iniciales todas las películas proyectadas en suiza eran producciones realizadas fuera del país, a menudo documentales de los hermanos Lumiére. Pero en 1961, Zurcher Sechselauten-Umzagwas se convirtió en la primera producción del país, y en 1917, Der Bergfuhrer de Edward Bienz fue el primer largometraje del país.

Sin embargo, durante esos años, empresarios como Felix Mesguich también se sumaron a la moda del cine y comenzaron a grabar durante festivales locales de vino.

Durante la década de los 20 y la Segunda guerra mundial el cine de Suiza tuvo un crecimiento gradual pero no se comparaba con el desarrollado en otros países europeos. De aquellas décadas resaltan producciones como la de la primera película hablada: Bunzli Grossstadtabenteur (1930) de Robert Wohlmut. Ese desarrollo gradual abrió el camino para que compañías de distribución extranjeras como FOX, abrieran oficinas en Geneva gracias a la demanda de producciones extranjeras.

La Segunda guerra mundial hundió a suiza en un aislamiento que terminó siendo un periodo de desarrollo creativo. Durante este lapso fueron producidas alrededor de 40 películas en Suiza con argumentos promoviendo la cultura y política del país. Películas como Fusilier Wipf (1939), Gilberte de Courgenay (1941) and Die Missbrauchten Liebesbriefe (1940) recibieron reconocimiento internacional y se convirtieron en clásicos de la historia del cine suizo.

     

 

gilberte_de_courgenay

 

Gilberte de Courgenay

 

xavier_koller

 

Director Xavier Koller

La fama internacional

Las siguientes tres décadas continuaron igual para el cine suizo respecto al número de producciones realizadas, pero los argumentos e historias cambiaron. Entre los 50 y 60 el cine trató ideas patrióticas y la vida campesina del siglo XIX. En la década siguiente surgió una tendencia a realizar documentales con representantes como Henry Brandt, Walter Marti, Alain Tanner y Jean-Luc Godard, éste último llevando el cine Suizo a la arena internacional en los últimos años de los 70.

Precisamente, esos últimos años de los 70 fue marcado por la producción del filme suizo más exitoso de la historia: The Swissmakers (1978) de Rold Lyssy, una comedia satírica sobre las dificultades de extranjeros en su afán de convertirse en ciudadanos suizos.

Desde los 80 hasta el presente, la industria del cine ha sido como una montaña rusa para directores y productores, con periodos de florecimiento y descenso. A pesar de eso, ha sido durante este periodo que el cine de Suiza ganó su más importante galardón, un Premio Óscar a Mejor película extranjera con Viaje a la esperanza (1991) de Xavier Koller.

Volver a Eurocinema

¡Suscríbete al boletín de noticias de Eurochannel!

¡No te pierdas nuestra más reciente programación, concursos y eventos.!