Ahora 00:55 - 02:25Besos escondidos (Francia)

Cine sueco

Mauritz Stiller

Mauritz Stiller

Cine sueco

Caracterizado por sus fríos paisajes y peculiar cinematografía, el cine de Suecia se ha consolidado como el más importante de todos los países escandinavos. A menos de una década del inicio oficial del cine mundial tras el ingenioso invento de los franceses hermanos Lumiere, las producciones suecas ya se hacían un espacio importante entre las más grandes de Europa.

Los responsables del prematuro éxito fueron los directores Victor Sjöström y Mauritz Stiller, quienes trabajaban para la compañía Svenska Biografteatern en 1911. Fue precisamente el segundo quien jugó un rol importante en la carrera de la famosa Greta Garbo, con la película romántica La Saga de Gösta Berling (1924).

Años después, Greta Barbo y ambos directores partirían hacia Hollywood buscando más presupuesto para sus ambiciosos proyectos y dejando un vacío en el cine de su país que duraría casi dos décadas hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Exitoso renacimiento

El abanderado de una nueva generación de cineastas que revivió al cine de Suecia y lo ubicó como uno de los más importantes de Europa fue Ingmar Bergman. A pesar de comenzar a filmar en los cuarenta, su éxito internacional se dio dos décadas más tarde con El Séptimo Sello (1960) y más tarde ganaría dos veces consecutivas el Oscar a la Mejor Película Extranjera por El Manantial de la Doncella (1960) y Como un Espejo (1961).

Otra de las piezas claves en el cine sueco de los sesenta fue Roy Andersson, quien en 1969 dirigió Una Historia de Amor, ganadora de cuatro premios en el Festival Internacional de Berlín del mismo año.

Ya entrada la década de los ochenta, directores como Lasse Åberg y Lasse Hallström comandaron la vanguardia del cine sueco. Hallström fue además el encargado de los videos de la exitosísima banda ABBA, y ganó dos premios Oscar (Mejor Director y Mejor Adaptación) en 1987 por su película Mi Vida Como Un Perro.

     

Ingmar Bergman

Ingmar Bergman

La Trilogía Millenium

La Trilogía Millenium

Últimos éxitos

En la última década, los más grandes éxitos del cine sueco han sido Déjame Entrar (2008), una cinta sobre un romance entre una niña vampira y su vecino. La película, perteneciente a la nueva ola mundial del cine sobre vampiros pero con una novedosa historia, tuvo tal éxito que fue adaptada años más tarde por un estudio de Hollywood, también gozando de buenas ventas en taquilla.

El más reciente éxito mundial en taquilla de la industria fílmica sueca es la Trilogía Milleniun. Originalmente escrita por el periodista Stieg Larsson, la saga fue llevada íntegramente al cine en el 2009 con sus tres películas: Los Hombres que no amaban a las Mujeres, La Chica que Soñaba con un Fósforo y un Bidón de Gasolina, y La Reina en el Palacio de las Corrientes de Aire.

Volver a Eurocinema

 

El cine austriaco</span

¡Suscríbete al boletín de noticias de Eurochannel!

¡No te pierdas nuestra más reciente programación, concursos y eventos.!